Síguenos en:
EN
Inicie sesión Inicie sesión

Café con aroma colombiano

Agricultura café colombia

Colombia, un país donde la agricultura conforma uno de los pilares de la economía nacional y representa un sector que cada vez se consolida con mayor firmeza para la exportación y que se busca mejorar a través de la tecnificación aumentando su productividad.

Dentro de los productos que produce el país se destaca el café que cada vez cobra una mayor importancia dentro de la economía nacional, convirtiéndose en uno de los productos insignia del país por su calidad.

Las condiciones ideales para el cultivo se encuentran entre los 1.200 y 1.800 metros de altura sobre el nivel del mar, con temperaturas que oscilan entre los 17 y los 23 grados centígrados y con precipitaciones cercanas a los 2.000 milímetros anuales, distribuidas a lo largo del año. 

De acuerdo con cifras de la Federación Nacional de Cafeteros la producción colombiana de café aumentó un 4% interanual en septiembre de este año, lo que representa 1,08 millones de sacos de 60 kilos.

En cuanto a las exportaciones de acuerdo con cifras del periódico Portafolio las ventas externas del grano en los primeros nueve meses del año subieron un 8% con relación al año anterior. 

Por su parte la Organización Internacional del Café (OIC) elevó su pronóstico para el consumo global en 2018 y 2019 a 164,82 millones de bolsas desde 164,77 millones.   

Colombia es el tercer productor mundial después de Brasil y Vietnam, cosechó 13,6 millones de sacos en 2018 y para este año espera una producción de al menos 14 millones de sacos.

Innovaciones para la industria cafetera en Colombia

Para aumentar la productividad de las cosechas de café en el mercado colombiano se encuentran diversas herramientas que se han comenzado a implementar en el país. 

Una de ellas es la Derribadora Selectiva DSC 18, que tiene una estructura semejante a la de una guadaña pero que no termina en cuchillas sino que cuenta con una cabeza vibratoria de alta velocidad que al contacto con la rama cargada de frutos maduros provoca su desprendimiento.

Según las pruebas hechas por el Centro de Investigaciones del Café (Cenicafé), generaría una relación gana-gana entre cultivadores y recolectores. Pues al facilitar la recolección de granos, el precio por kilo bajaría a 350 pesos y con un nivel de 165,2 kilos por día el trabajador elevaría sus ingresos a 57.820 pesos.

Con la tecnificación del cultivo del café en Colombia se busca aumentar la productividad de los cafetales y hacer de la caficultura una actividad sostenible. 

 

Deja tu comentario