Síguenos en:
Inicie sesión Inicie sesión

Blog Expo Agrofuturo


¿Qué está pasando con el café colombiano?

979

Desde finales de la década pasada tanto en la academia, como en los medios de comunicación masivos, se viene hablando de la inminente desaparición del café como lo conocemos.

Se habla de problemas climáticos, de pérdida de hábitat y de malas prácticas en su cultivo que en suma tendrán devastadoras consecuencias, como manifestaba en 2019 el artículo Nos estamos quedando sin café publicado en El País.  

La situación no ha cambiado desde entonces, por ejemplo el año pasado la cosecha de café en Brasil, el mayor productor del mundo, se vio fuertemente afectada por el clima, como menciona el artículo publicado en agosto del 2021 en The New York Times Tu cafecito matutino está por volverse más caro.

Las alarmas del mundo parecen estar encendidas, pero ¿cómo se ve el mercado colombiano? 

 

Un alza en los precios

Aunque la situación mundial parece desfavorable, actualmente Colombia ocupa el tercer lugar en producción y exportación del café, siendo el primero en la variedad Arabica, según datos de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC).

En general, factores como los problemas climáticos en Brasil y la devaluación del peso colombiano favorecieron que el 2021 fuera “uno de los mejores años en materia de precio del café en las últimas décadas”, según afirmó Roberto Vélez Vallejo, Gerente general de la FNC en el informe del gerente al 89 Congreso Nacional de Cafeteros. 

En ese mismo informe se menciona que se alcanzaron 34 clientes nuevos y 2 mercados nuevos (Venezuela y Uruguay). En porcentaje de consumo Norteamérica sigue encabezando las exportaciones con un 36,6%, le siguen Europa (29%) y Asia (17%). 

De igual forma, las proyecciones de los analistas apuntaban a que el precio del café seguiría en aumento y noticias como Precio interno del café colombiano cierra en máximo histórico, publicado por Valor Analitika a comienzos de febrero, confirman ese logro. 

Sin embargo, Luis Miguel Cárcamo, gerente general de Zorbos Coffee Company SAS, explica que a pesar de que el grano incremente su precio, los insumos de producción, como fertilizantes y abonos también lo hacen, “eso quiere decir que el producto vale más, pero producirlo también y ese efecto se verá este año”. 

 

Aspectos por mejorar

Juan Carlos Palacio, docente en la Facultad de Ingeniería Agroindustrial de la Universidad Pontificia Bolivariana, menciona que a pesar de que el sector cafetero está en pleno crecimiento, no toda la situación es positiva y señala algunas dificultades: 

  • Altos costos en insumos importados como fertilizantes.

  • La falta de tecnología en el agro nacional. 

  • Huella hídrica alta de la producción. 

  • Aumento en el costo de la mano de obra. 

  • Falta de incentivos para que el productor mantenga el interés. 

Palacio apunta que el 90% de los fertilizantes son importados, por lo que el mercado permanece en jaque por este rubro, como le ocurre a otros productos del agro que enfrentan un encarecimiento fuerte, en algunos casos superior al 100% respecto al año anterior. 

De igual forma, según el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural tan solo el 15% del agro en el país utiliza tecnología de última generación en sus procesos, en el sector del café, por ejemplo, algunos estudios señalan una posible mejora en la productividad del 33%.

Según Cárcamo “debemos obligatoriamente empezar procesos de industrialización para poder seguir en el mercado, ya que es increíble que un producto como este aún se maneje de forma tan rudimentaria”, aunque él mismo reconoce que “el principal problema va a ser el choque cultural de decirle a las personas, que el café se puede acabar si no hacemos los cambios necesarios ya”.

Deja tu comentario