Síguenos en:
EN
Inicie sesión Inicie sesión

Transformando las ciudades con agricultura urbana

979

Aproximadamente el 80% de la población en América Latina vive en las ciudades y zonas urbanas, una cifra que se refleja en las aglomeraciones y contaminación de las grandes metrópolis del mundo. El constante crecimiento de la población, también representa grandes desafíos sociológicos, económicos y políticos, uno, especialmente, el de la seguridad alimentaria y nutricional, una oportunidad para el futuro de la agricultura. 


Como solución a los cambios y las necesidades de los consumidores, se retoma la Agricultura Urbana, una actividad antigua como las ciudades, que durante años se ha utilizado como una estrategia efectiva contra el hambre y la pobreza y que hoy, además, se utiliza como un remedio para los efectos de la contaminación en las ciudades y el calentamiento global.


Esta actividad es definida por la FAO, Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura como una actividad multifuncional y multicomponente que incluye la producción de productos agrícolas en las ciudades y sus alrededores para autoconsumo o comercialización. 


La Agricultura urbana es una actividad que le permite a las personas y ciudades obtener muchos beneficios, desde el consumo de alimentos frescos y sanos, generar empleo, reutilizar los residuos, crear cinturones verdes, hasta la reducción de la huella ambiental de las ciudades, haciendo que la expansión urbana sea más verde, biodiversa y contraataque los efectos de las aglomeraciones y superpoblaciones que conllevan al cambio climático. 


Esta actividad puede realizarse en diferentes zonas, desde balcones de apartamentos, utilizando macetas o canastas recicladas, hasta en jardines y espacios más amplios, donde el abastecimiento será mucho más grande. Esta decisión, es sin duda alguna, una ayuda constante para los diferentes obstáculos que tienen las ciudades, además de entregar muchas oportunidades a las personas para ser autosuficientes y generosas con el medio ambiente.


Y siguiendo esta primicia de la reducción de la huella que dejan las ciudades y pensando en un mejor futuro para los jóvenes, aparece Stephen Ritz, un hombre proveniente del Bronx, quien comenzó con un proyecto escolar llamado Maquina Verde, ha logrado expandir la Agricultura Urbana por el mundo, invitando a la transformación de las ciudades de una forma ambiental y socialmente adecuada, que beneficie el planeta y los problemas nutricionales y alimentarios de la sociedad. 


Ritz, creyendo que los jóvenes no deben abandonar sus comunidades para obtener más oportunidades, es el creador de la primera aula comestible en el mundo, que se ha transformado en el Centro Nacional de Salud, Bienestar y Aprendizaje, un espacio en donde Stephen y sus estudiantes han cultivado más de 100.000 libras de vegetales en el sur del Bronx, un proceso que no solo aporta a la alimentación, sino que también, ha logrado mejorar los índices de asistencia escolar, pasando del 40% al 93% diario y ha ayudado a proporcionar 2.200 empleos para jóvenes en el Bronx.

La Agricultura Urbana es un claro ejemplo de la construcción de un Agro Consciente, en el que todas las fuerzas se unen para superar los desafíos actuales, beneficiando los aspectos económicos, sociales y ambientales de nuestro país, una forma de continuar trabajando para que todos los agentes de la cadena del ecosistema obtengan una recompensa, sin perjudicar los recursos ambientales. Y con este y más temas de Agricultura consciente podrás conectarte en el Congreso Internacional Agropecuario, en donde personalidades como Stephen Ritz nos compartirán cómo ser más sostenibles, productivos y conscientes con los recursos naturales.

Deja tu comentario